sábado, 15 de diciembre de 2007

Cada día menos español

Caisse d’Épargne renueva (y globaliza) su plantilla de cara a 2008
15 de Diciembre, Arueda.com

El perfume navarro que siempre acompañó a la estructura de José Miguel Echavarri y Eusebio Unzué se va diluyendo poco a poco. La entrada de un patrocinador francés se ha acabado por notar; y si bien no se ha llevado a cabo un cambio radical, sí que cada año se va afrancesando un poco más al equipo. El año que viene habrá cuatro españoles menos que en 2007, y un francés más.


Entrando en el capítulo de bajas, serán en total diez los ciclistas que dejarán al equipo. Marco Fertonani, el escalador que iba a liderar al equipo en algún Giro d’Italia según el staff del equipo, se va por la puerta de atrás por asuntos de dopaje y con pocas perspectivas de encontrar algún lugar donde correr en 2008. Tres franceses volverán al pelotón de su país: el contrarrelojista Florent Brard y el sprinter Sebastien Portal (no confundir con su hermano Nicolas, que sí sigue en el equipo) vestirán el maillot rojo de Cofidis; mientras que el rodador Eric Berthou correrá en Credit Agricole. Ciertamente, ninguno de los tres franceses ni el italiano Fertonani dejan un recuerdo especialmente bueno en el equipo.

Siguiendo con las bajas por países, serán dos los rusos que abandonen el equipo: Alexei Markov y Vladimir Efimkin. Sin embargo, ambos lo hacen de maneras distintas: mientras Efimkin se va seducido por una buena oferta de AG2R tras realizar una excelente Vuelta a España, Alexei Markov deja la compañía de Echavarri y Unzué tras no cumplir las expectativas que levantó tras su excelente 2005 con Milaneza. De momento, no hay un horizonte claro para él con respecto a la continuidad.

Finalmente, serán cinco los españoles que no continúen en Caisse d’Épargne en 2008: Imanol Erviti se va tras un buen año en que llegó a ser líder de la Volta a Cataluña, mientras que Vicente Reynés ficha por el Team High Road (ex T-Mobile) tras un año más o menos gris. Ahora viene la parte trágica: Rubén Plaza y Tino Zaballa se van tras un año imposible y deprimente, vetados por su presunta aparición en los papeles de la Operación Puerto y tratados como auténticos apestados por el resto del mundillo ciclista. Sin embargo, ambos han resuelto su futuro: Plaza irá a Benfica, mientras Zaballa firmó con MSS (ex Milaneza). El otro español que deja el equipo, Aitor Pérez Arrieta, ha sufrido un revés importante toda vez que el equipo con que se había comprometido (Extremadura) no saldrá a las carreteras en 2008. Difícil situación.

Llegando a las altas, destacada la creación de un núcleo sudamericano en el grupo. El venezolano José Rujano, capaz de lo mejor y de lo peor, llega dispuesto a revindicarse como un ciclista capaz de ser quien fue; mientras por otro lado llega el prometedor Rigoberto Urán (Unibet)… y su mánager Marlon Pérez (Universal Caffé), ciclista de medianías cuyo arribo viene de su condición de hombre de confianza de Urán y, por qué no, de Rujano.

Aparte de esto, llegarán cuatro franceses: el curtido Anthony Charteau (Credit Agricole), buen escalador que podría dar un rendimiento aceptable; el gigante clasicómano Arnaud Coyot (Unibet), que aportará solidez en las clásicas del norte; un rocoso y joven clasicómano de 24 años llamado Mathieu Drujon (Auber 93); y, como guinda, el joven proyecto de vueltómano Fabien Patanchon (Française des Jeux), que bien llevado podría dar más de una alegría al tándem navarro. También llega desde Unibet el asturiano Luis Pasamontes, escalador de corto recorrido peleón y sacrificado que aportará una buena dosis de ‘hígados’, equilibrio… e incluso resultados.

Lejos de perder potencial, la plantilla de Caisse d’Épargne ha mejorado con estos cambios. Se han ido ciclistas más o menos asentados que aportaban menos de lo esperado y ha llegado una buena oleada de jóvenes acompañados por expertos… y toda una bomba de relojería como es José Rujano. Pero, un año más, el equipo estará en manos de dos líderes indiscutibles como Óscar Pereiro y Alejandro Valverde (que este año volverá a la Vuelta), bien escoltados por gente como Karpets, Arroyo, Iván Gutiérrez… o el letárgico Luis León Sánchez, a quien ya le llegó la hora de despertar y dar alguna señal de vida a la escuadra navarra; que, aunque cada vez tenga más franceses e incluso tenga licencia de ese país… sigue siendo español. Cada vez menos, pero español.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nube de Tags