jueves, 17 de abril de 2008

"Tengo más ilusión que nunca"

Entrevista a Héctor Guerra
17 de Abril, Arueda.com

Nacido en Villaviciosa de Odón (Madrid) hace ya 29 años, Héctor Guerra es uno de los ciclistas españoles menos valorados en su patria... aunque muy reconocidos fuera de ella. Líder del equipo portugués Liberty Seguros (donde corren también los hermanos Nozal y Koldo Gil), pasó a profesionales gracias a un buen año como aficionado refrendado con una enorme actuación en la Clásica de los Puertos. Tuvo que salir del equipo Relax debido a cambios en la dirección del equipo (Suárez Cueva sustituyó a los hermanos Pérez) y, desde entonces, desarrolla con bastante éxito su carrera en Portugal.


Tu primera aparición con profesionales fue la Clásica de los Puertos 2002, donde vistiendo los colores de la selección española de aficionados fuiste sexto, codeándote con grandes como Mancebo y Sevilla. ¿Cómo recuerdas esa carrera?
Fue una carrera un especial, aquel día me jugaba el paso a profesionales y tenía que darlo todo para hacer una buena carrera. Te puedo decir que de la subida a Navacerrada no recuerdo mucho, subí entre 190 y 200 pulsaciones todo el rato, sólo recuerdo gritos y la rueda de Mancebo. Pasar aquel alto de montaña en el grupo de cabeza fue dar un gran paso al frente.

¿Por qué dejaste Relax? ¿No tuviste la confianza del director o fueron mejores las ofertas foráneas?
Dejé Relax porque no me quisieron. Fue un año muy complicado para muchos, ya no sólo ciclistas sino masajistas, mecánicos, corredores y algún director. Yo tenía la confianza de José María y Maximino Pérez, todas las personas de su entorno fuimos a la calle.

¿Qué balance haces de los años que corriste en Relax?
El balance es 50% bueno y 50% malo. El primer año me adapté muy rápido a la categoría y los directores confiaron de inmediato en mí. El segundo año no se lo desearía a ningún corredor, aunque pasamos momentos buenos como la Volta a Portugal donde [José Miguel] Elías estuvo de líder.

¿Cómo fraguó tu fichaje por el equipo LA-Liberty?
Después del año de Relax-Bodysol ya tenía medio decidido dejar la bicicleta. Los resultados no fueron buenos y se hacía muy complicado continuar. Me matriculé en la universidad para seguir con la carrera y un día en clase me llamó Vaquerizas [su mánager] y me dijo que firmaba con LA-Liberty.

¿Cómo fue tu adaptación al equipo? ¿Te ayudó el hecho de encontrarte con compatriotas como Jordi Grau, Carlos Nozal y David García?
La adaptación fue rápida, solo había que intentar hacer lo que te mandan lo mejor posible y conté con la presencia de ciclistas españoles que te hacen un poco más llevadero el cambio. Al principio David García, que estaba en el equipo desde hacía varias temporadas, fue quien me explicó la forma de trabajar y un poco como era cada corredor.

¿Qué diferencias hay (a nivel de público, competitividad, estructura deportiva, etc) entre el ciclismo español y el portugués?
Creo que ahora la diferencia entre los dos ciclismos es casi nula, incluso ahora mismo el público y el seguimiento del ciclismo portugués puede ser mayor que el español. La única diferencia es que en España hay varios equipos Pro Tour y carreras de este nivel que en Portugal no hay. Nosotros tenemos la Volta a Portugal, que aunque no es Pro Tour es un acontecimiento deportivo del más alto nivel.

¿Consideras positiva la decisión que tomaste de fichar por un equipo portugués? ¿Te plantearías volver a España o dar el salto al Pro Tour si te llegara una oferta interesante para ello?
Lo considero muy positivo, creo que ha sido un gran paso hacia delante. Sobre mi futuro, está claro que todos queremos llegar a lo máximo aunque si esto va a suponer hipotecar mi calidad de vida actual pues creo que no merecerá la pena. El ciclismo es muy bonito y es una pasión además de un trabajo, pero la vida sólo se vive una vez y hay que disfrutarla.

Este fin de semana has saldado una vieja deuda con la Volta ao Alentejo; la has ganado tras quedarte con la miel en los labios en 2004, cuando se te arrebató el triunfo que habías conseguido en la carretera. ¿Qué sucedió exactamente? ¿Hace esta circunstancia que el triunfo sea aún más especial?
En el 2004, gané la crono del último día y por consiguiente la vuelta. Pero alguien reclamó que yo venía a relevos con un compañero y por eso había ganado. Los jueces admitieron que ellos no habían visto nada, pero creo que hubo presiones que llevaron a que me sancionaran con dos minutos y medio de penalización; lo justo para sacarme de la general. También alguien tomó una foto donde yo voy a pasar a Moisés Dueñas (mi compañero) y que me gustaría tener de recuerdo.

Llevas ya dos años seguidos haciendo podios en la Volta a Portugal. ¿Toca ya la victoria?
Este año no se si tocará la victoria, pero tengo más ilusión que nunca por llegar al 100%. Es una carrera muy complicada y no es nada fácil ganar, aunque si lo doy todo y no se consigue tendré la conciencia muy tranquila.

Agradecimientos a Rui Quinta (ciclismodigital.com)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nube de Tags